El catalizador es un dispositivo que va instalado en el tubo de escape, y se encarga de disminuir las emisiones del vehículo. Que funcione de manera incorrecta o que se averíe lo hace consumir y contaminar más, lo que juega en contra tanto para el conductor como para el ambiente.

Cuando se notan síntomas de que sucede algo con el catalizador, lo más recomendable es llevarlo a un taller para una revisión. Hay ocasiones en las que se hacen suposiciones sobre el potencial motivo de la falla; suele ocurrir que al sentirse un golpe en el elemento en cuestión, se le imputa de una vez la avería, sin embargo, podría ser algún sistema u otro componente.

Las señales que dejan en evidencia la existencia de fallas en el catalizador son:

Los ruidos metálicos: muchos tipos de fallas vienen acompañados de algún ruido, si provienen del escape es preciso revisar el catalizador. También es posible que se deba a fracturas del elemento en cuestión, las cuales van apareciendo a causa de cambios repentinos de la temperatura.

La pérdida de potencia de la máquina: los inconvenientes en las bujías, las válvulas, y otros componentes que interactúan con la mezcla del encendido, no le permiten quemarse de manera adecuada y eso puede ocasionar que se funda el catalizador. Se hace visible porque el rendimiento del motor no es el mismo de siempre y pierde fuerza hasta con solo acelerar.

El humo y el mal olor: todo coche expulsa humo, no obstante, cuando es mucho más de lo habitual y su olor es demasiado penetrante, es casi seguro de que el catalizador se haya dañado, o el sucio lo esté obstruyendo. La mayoría de las personas reconoce este síntoma con más facilidad que otras alertas.

Se sobrecalienta el motor: es de suma importancia asegurarse que tanto el aceite como el anticongelante alcancen al catalizador. De ocurrir esto, se generaría suciedad en esa área y obstaculizaría el paso de los gases, es entonces cuando comienza a recalentarse el motor y eso puede derivar en un daño bastante caro.

Es mejor no suponer las averías e irse por lo seguro, con solo mantenerse atentos a las señales de advertencia que da el coche es posible evitar que las pequeñas fallas se conviertan en mayores. Si el motor no alcanzó a librarse de los problemas y está agonizando, debería considerar vender coche desguace; es usual que este tipo de empresas le den una buena oferta, y es posible que hasta se encarguen del papeleo.

Deteccion de problemas en el catalizador del coche

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *