El día internacional del hombre no es tan internacional después de todo, ya que aunque Colombia festeja el día de hoy, muchos otros países lo hacen el 19 de noviembre. Con todo, el nivel de reconocimiento de este día es mucho menor al del análogo Día de la Mujer. Esta es una de tantas muestras de la inequidad de género que crearon las feministas y permitieron los hombres. Basta ya de la discriminación contra los hombres, sobre todo en las áreas de servicios, actitudes y expectativas sociales, sin mencionar la tendenciosa ley que pone de relieve siempre a la mujer.

El movimiento feminista pretendía igualdad, pero qué igualdad puede lograrse cuando aprehenden con vehemencia sus privilegios y satisfacciones sociales, esgrimiendo la bandera hipócrita de igualdad, siempre a conveniencia y a un grito de machismo contra sus opositores. El estar en contra del feminismo no es ser machista, es al igual que ustedes lo tuvieron, un movimiento cultural que pretenda la igualdad y detener la injusticia y la discriminación de su género, sobre todo en gobiernos tan exageradamente complacientes como el del Distrito Federal. Las veo tan sanas como nosotros para ceder el asiento.

Las veo tan capaces de absorber gastos como nosotros, las veo tan engreídas como para pagar lo suyo. Queremos ya nuestros reconocimientos en todas las áreas, no sólo cuando el logro es de una mujer, es importante y digno de mención. Queremos también nuestra zona en el transporte público, queremos respeto a nuestras festividades como el día del padre y el del hombre. Deseamos igualdad ante la ley civil, siempre tan injusta en lo referente a las pensiones, patria potestad y custodia. Demandamos real equidad de género y tantos días de descanso como las embarazadas, permisos para acudir a las festividades de nuestros hijos e igual posibilidad de ascenso o trabajo como las mujeres de grandes escotes.

¡BASTA YA DE HIPOCRESÍAS! La que quiera respeto, que lo de. Y los pseudo-hombres que consecuentan esta inequidad, que desistan de favorecer a las mujeres con el fin de obtener favores sensuales.

Pronunciamiento contra el feminismo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *