Con un mercado cada vez más masificado y competitivo está claro, sobre todo para PYMEs, que lo de estar presente en internet deja de ser una opción para ser una obligación, una necesidad de subsistencia. Aunque es cierto que no todos los sectores se pueden trasladar a internet, por ejemplo los de asesoría requieren un contacto más directo entre cliente y empresario.

¿Pero cuáles son los sectores o los negocios que mejor funcionan en la red? En España no hay duda, y según los últimos estudios los retails, la oferta de ocio y las redes de profesionales son las que están teniendo un mayor crecimiento.

También se está presenciando un auge de los supermercados online, donde los clientes cada vez más decide  hacer su compra semanal o mensual directamente por la red y recibirla en casa, mientras que sectores como el textil o el de las tecnologías, sobre todo el de la industria de los videojuegos, cada vez factura más por comercio electrónico.

A la hora de crear la página web es importante tener en cuenta algunas claves y usar herramientas para medir si es fácil de encontrar, de usar, si su interfaz es sencillo y demás variables que faciliten el acceso y la utilización al usuario.

Otra variable importante es el contenido. Además de tener un contenido que sea buscado y demandado por la mayoría de los clientes potenciales también tiene que ser un contenido de calidad, que haga que el cliente vuelva a entrar, que se fomente el feedback y así se mejore por ambas partes.

Y sobre todo lo que es clave, y más en estos tiempos, es la adaptación. No podemos estancarnos con un producto estandarizado sin más y no escuchar lo que demanda el cliente, porque hoy el cliente es el valor más preciado de una compañía.