Muchas veces no apreciamos leer lo suficiente pero nos hace falta al estar constantemente aprendiendo, emocionados con historias, porque nos dan un valor, nos hacen crecer a nivel espiritual, a nivel intelectual y es una costumbre que no deberíamos de perder y fomentarlo.

Muchas personas empiezan tarde en su afición a la lectura y por ellos tenemos que recordar una serie de trucos que pueden resultar muy útiles para aprender a leer sin aburrirse:

1.Utilizar un ebook para leer. Leer en un libro digital de tinta electrónica podemos sustituirlo por un smarphone porque te ayuda para leer en sitios públicos a aquellas personas que no tienen tiempo de leer en casa. Cuando se encuentra en algún lugar, llámese en la cafetería, en el autobus, etc, se hará costumbre leer 10 minutos que se te hará acogedor utilizar ese tiempo en un libro en los llamados tiempos muertos.

2. Cuando estas leyendo en un sitio público muchas veces te vas a quedar en la parte interesante de algún capítulo. Eso te ayuda a fomentar el deseo de volver a retomar la lectura en el siguiente descanso.

3. Leer un libro por el contenido. Lo importante de leer es el conocimiento que se adquiere del libro, la transmisión de conocimientos, así lo leas en un papel, en una pantalla de tinta electrónica o en un audiolibro. Así resulte que leer libros gratis o algún texto que compres en bibliotecas virtuales. Las cosas que aprendas en ese libro te servirán en un futuro para que puedas seguir aprendiendo.

4. Aplicar estrategias de juego para leer. Cuando uno se une a grupos de lectura, existe la posibilidad que se proponga un libro que les interese a todos en común. En una forma de competencia para entender el libro y comentarlo un fin de semana, haciendo un debate del libro.

Eso nos hará obligar a leer cada vez un poco más de forma social, que nos ayudará hacia un tema positivo como actividad.